Ir a la barra de herramientas

AES acepta que contaminó aguas subterráneas

Por ComunidadBoricua.com

Contrario a sus expresiones iniciales, vertidas públicamente hace alrededor de un año, la empresa carbonera AES reconoció que son los culpables de contaminar con sustancias tóxicas las aguas subterráneas en su planta de Guayama, según revelara la propia empresa en un comunicado.

A principios de 2018, se publicó un informe sobre un monitoreo de las aguas subterráneas en el área de la inmensa montaña de cenizas de carbón, que mantiene ilegalmente AES, en la parte trasera de sus instalaciones en Guayama.

El informe reveló evidencia de contaminación con radiactividad y metales pesados como Arsénico, Cromo, Selenio y Molibdeno, entre otros tóxicos.

“La AES y la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Tania Vázquez Rivera, insistían constantemente en exculpar a la empresa carbonera y achacaban, sin tener evidencia, la contaminación del acuífero a otras industrias que estuvieron establecidas en el área de Guayama.  Hoy se cayó el velo de la mentira. La AES aceptó que existen niveles que están por encima de los estándares de protección de aguas subterráneas en tres componentes químicos: Selenio, Litio y Molibdeno, estos últimos dos no existen en estado libre en la naturaleza.   Esa contaminación proviene de las cenizas. Es una prueba contundente de que las cenizas, que ellos llaman Agremax, son tóxicas y peligrosas.  Si no fueran peligrosas, ¿cómo es que contaminaron el acuífero?”, sostuvo Víctor Alvarado Guzmán, portavoz del Comité Diálogo Ambiental de Salinas. 

Alvarado recordó que otras sustancias tóxicas, que no deben estar presentes en al agua subterránea, también fueron detectadas en las pruebas de monitoreo en los pozos de AES. 

“Las cenizas de AES no solo contaminaron con Selenio, Litio y Molibdeno. Otros elementos peligrosos como Bario, Calcio, Cloruro, Sulfato y TDS (total de sólidos disueltos), y otros muy tóxicos como Arsénico, Cromo, y particulado radiactivo fueron hallados también en el agua subterránea. Ese coctel de contaminantes tóxicos, provenientes de las cenizas de carbón, no solamente ponen en riesgo nuestros recursos naturales, sino que cada uno tiene efectos perjudiciales en la salud de la gente”, dijo Alvarado.

El portavoz ambiental levantó dudas sobre las “acciones correctivas apropiadas” que AES implementará para eliminar la contaminación que causaron, mientras exista el inmenso vertedero de cenizas tóxicas en sus instalaciones.

Por su parte, José M. Díaz Pérez, portavoz del Campamento contra las cenizas en Peñuelas, hizo un llamado a detener inmediatamente el reglamento propuesto por el DRNA, el cual permitiría el depósito de cenizas tóxicas en cualquier pueblo de Puerto Rico.

“Ante la aceptación de culpa por AES y la evidencia de que las cenizas contaminan el agua subterránea, reiteramos nuestro reclamo al gobernador Ricardo Rosselló Nevares para retirar el reglamento propuesto. Además, Tania Vázquez debe comenzar inmediatamente un plan para monitorear los lugares donde se depositaron millones de toneladas de cenizas tóxicas, especialmente aquellos lugares donde hay acuíferos, quebradas y ríos.  El no tomar acción es un acto criminal que puede perjudicar más el ambiente, la salud y la vida de las personas. La secretaria del DRNA debe comenzar a cumplir con sus funciones. Tiene que decidirse: o cumple con sus funciones y protege el ambiente y la salud, o sigue protegiendo los intereses de una asesina ambiental como AES. Si no puede cumplir con su deber y sus funciones, el gobernador tiene el deber de despedir a esta funcionaria”, manifestó Díaz Pérez. 

Por último, Aldwin Colón Burgos, de la organización Comunidad guayamesa unida por tu salud, exigió una respuesta contundente contra AES por parte del gobierno.

“El tiempo nos sigue dando la razón, mientras AES nos sigue enfermando. AES contamina el agua, el aire y la tierra, y no hay consecuencias. Las personas en mi comunidad seguimos cayendo víctimas de enfermedades como el cáncer, problemas respiratorios, abortos, y otros, mientras el gobierno se sienta a negociar con nuestro verdugo. Es hora que el gobernador, senadores y representantes tomen acciones contra esta empresa. Tienen que decidir de parte de quien están: o están con las comunidades o están con AES”, manifestó Colón Burgos.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Site Menu
  • No hay grupos a mostrar
A %d blogueros les gusta esto: