Skip to toolbar

Unicef apoya programas para desarrollar resiliencia en niños del Caribe

Panamá (EFE) – Unicef destacó hoy que con la nueva temporada de huracanes en marcha es necesario dar continuidad a los programas para promover la resiliencia en los niños y las comunidades del Caribe que fueron activados hace un año por los destructivos Irma y María.

Esos programas siguen siendo cruciales para reforzar los sistemas de preparación y protección social, minimizar las posibles consecuencias de catástrofes futuras y los efectos de las vulnerabilidades climáticas, y para promover la resiliencia en la región, dijo Unicef en una declaración pública.
El organismo recordó que “en septiembre de 2017 los huracanes Irma y María causaron graves daños en infraestructuras y servicios, incluidas escuelas, sistemas de agua y otros, en varios países del Caribe oriental, Cuba y Haití, dejando al menos 1.4 millones de personas, incluidos 357,000 niños, en urgente necesidad de asistencia”.
“Un año después, la mayoría de los niños afectados volvieron a la escuela y reanudaron su acceso a los servicios, incluidos el agua y el saneamiento”, a pesar de que “el gran impacto de los huracanes en varias islas ha hecho extremadamente complejo para Unicef y sus socios llegar a los niños, niñas y las familias más necesitadas”.
Unicef precisó que su respuesta para seguir desarrollando la resiliencia entre los niños, niñas y las comunidades afectadas incluye apoyar la implementación del Programa de Escuelas Seguras del Caribe y trabajar con los gobiernos para fortalecer los sistemas de protección social.
“Bajo este programa, 25,000 niños y niñas en cinco países”, Anguila, Barbuda, Islas Vírgenes Británicas, Dominica y las Islas Turcas y Caicos, “desarrollarán planes de reducción del riesgo de desastres que tienen como objetivo hacer que el sector educativo de la región sea más resistente a los huracanes y otros desastres naturales”.
En Haití, donde 126,000 niños fueron afectados en el 2017 por Irma y María, Unicef ha invertido en iniciativas de prevención del cólera en las áreas más afectadas, y continuará apoyando la sostenibilidad de los sistemas de prevención y protección.

En Cuba, donde 176,000 niños se vieron afectados, Unicef está brindando suministros críticos para apoyar el restablecimiento de un ambiente de aprendizaje protector para 53,261 niñas y 54,879 niños en los 14 municipios afectados”.

Unicef

Agregó que para contribuir a los esfuerzos de rehabilitación de la infraestructura educativa, adquirió 56,000 metros cuadrados de lonas impermeables para 69 escuelas, entre otros.
“A pesar de que la reconstrucción y la recuperación están casi completas, los niños vulnerables en estos países siguen siendo nuestra prioridad, responsabilidad y mandato”, afirmó la directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, María Cristina Perceval.
Agregó que “en una región afectada por los huracanes y las vulnerabilidades climáticas, el desarrollo de la resiliencia no es solo una opción sino una necesidad, especialmente para las comunidades vulnerables y más aún para los niños y niñas”.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Site Menu
  • There are no groups to display.
%d bloggers like this: