Skip to toolbar

Vuelve a arder la controversia por las cenizas de AES

Por Comunidad Boricua

Miembros de diversas organizaciones ambientales y comunitarias de Puerto Rico, realizaron una manifestación frente a las oficinas de la Junta de Calidad Ambiental (JCA) para exigir a la presidenta de esa agencia, Tania Vázquez Rivera, que tome acción urgente sobre la constatada contaminación de aguas subterráneas por cenizas tóxicas de carbón en la planta AES en Guayama, y que cumpla con sus funciones de proteger y conservar el medioambiente.

José M. Díaz Pérez, portavoz del Campamento contra las cenizas de Peñuelas, dijo que mientras la empresa AES continua contaminando el aire, la tierra y el agua, la JCA sigue sin tomar las acciones necesarias para evitarlo.

“La JCA parecería estar inoperante. AES incumplió la orden de cubrir el inmenso vertedero de cenizas que tiene en el patio trasero de sus instalaciones, y no hubo consecuencias; la JCA no evaluó los vertederos de Peñuelas y Humacao luego del huracán María, para verificar el impacto de las cenizas allí depositadas; hicimos una querella por el manejo inadecuado de los lixiviados en el vertedero de EcoSystems y nada; la basurera EC Waste no cumplió con las resoluciones sobre el manejo de las 15,000 toneladas de cenizas que depositaron el pasado año, y no hay señalamientos; un estudio demuestra que hay contaminación de las aguas subterráneas en la planta de AES, con particulado radiactivo, selenio, cromo, molibdeno y arsénico, y la agencia no hace nada, mientras esos materiales peligrosos de las cenizas se desplazan fuera de la planta hacia el mar. Al parecer el ‘puestazo’ de dirigir dos agencias le ha quedado muy grande a Tania Vázquez”, manifestó.

Por su parte, Vázquez Rivera, reiteró que la JCA “ha sido todo lo proactiva que puede ser” como organismo de fiscalización en torno al asunto de las cenizas de carbón.

Aseguró que la semana pasada esa agencia emitió una nueva orden para que la empresa AES Puerto Rico LP aportara más información sobre el proceso de recopilación y muestreo de las aguas subterráneas contaminadas.

“Es importante atender las preocupaciones de la comunidad en relación al ambiente y la operación de empresas como AES”, dijo, y explicó que los primeros asuntos han sido atendidos en los tribunales.

“La JCA es una agencia de ley y orden, y nos tenemos que atener a las disposiciones de los tribunales. Sobre la contaminación de las aguas subterráneas, emití una orden el pasado 15 de marzo con 9 peticiones amplias de información y/o documentación a AES Puerto Rico que nos permitirá evaluar el grado de responsabilidad de la empresa, si alguna, en la contaminación. Aun seguimos evaluando y no nos temblará el pulso a la hora de fijar responsabilidades”.

Por su parte, Timmy Boyle, de la Alianza Comunitaria y Ambiental del Sur Este (ACASE), comentó que las comunidades afectadas por las cenizas llevan esperando más de un año para reunirse con la presidenta de la JCA.

“Hace más de un año solicitamos por escrito una reunión con Tania Vázquez Rivera, y nunca nos contestó. Sin embargo, ahora sale públicamente intentando exonerar a la AES por la contaminación de las cenizas en Guayama, a pesar de que la Junta no ha rendido su informe. No podemos perder tiempo en defender lo indefendible, porque está en juego la integridad del medio ambiente, la salud y la vida de las personas”, expresó.

De igual forma, Miriam Gallardo, portavoz del Frente Afirmación del Sur Este (FASE), dijo que las cenizas no son el único problema que representa la planta de AES para la comunidad.

No es sólo la montaña de cenizas que afecta a las personas, son los tóxicos que emiten diariamente a través de su chimenea, es el ruido y las luces de la planta, es el polvo de carbón que llega junto con las cenizas adentro de las casas”, dijo.

Agregó que “el gobierno permitió construir esa planta cerca de los hogares, y la misma está matando los residentes al contaminar el aire y el agua. El gobierno y sus agencias tienen la responsabilidad principal por este desastre humano y ambiental”, manifestó.

También, la joven líder guayamesa, Mabette Colón Pérez, portavoz de Comunidad guayamesa unidos por tu salud, invitó a los representantes de las agencias y al gobernador a visitar su comunidad y ver de primera mano la situación de salud.

“Invito a la JCA, al Departamento de Salud y a la EPA a que visiten mi comunidad de Miramar y Puente de Jobos en Guayama, para que puedan ver el padecimiento de las personas y constatar que el cáncer y otras condiciones están acabando con la vida de mis vecinos. Desde las oficinas con aire acondicionado en San Juan es difícil apreciar lo que en realidad estamos viviendo, día tras día, aquellos que vivimos cerca a esta planta de carbón. Esperamos la visita de las personas que dirigen las agencias y en especial, la del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares”, manifestó Colón Pérez.

Los portavoces informaron que el próximo viernes 18 de mayo sostendrán una mesa de diálogo con la Agencia de Protección Ambiental federal (EPA, en inglés), a la cual ha sido invitada la JCA.

“Como primer paso para establecer un plan de monitoreo y remediación, en los 14 pueblos donde las agencias permitieron desparramar 2.7 millones de toneladas de cenizas, solicitamos a la JCA que participe en el diálogo que sostendremos con la EPA este próximo viernes y el Lcdo. Rafael Del Valle, miembro de la Junta de Gobierno, nos aseguró que participarán. Hay que asumir responsabilidades y comenzar a trabajar en conjunto con la comunidad, para dejar atrás la adicción que el gobierno tiene al uso del carbón, proteger el ambiente, mejorar la salud de las personas y movernos a las oportunidades de desarrollo de más y mejores empleos que ofrecen las alternativas de energía renovable”, aseveró Víctor Alvarado Guzmán, portavoz del Comité Diálogo Ambiental de Salinas.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Site Menu
  • There are no groups to display.
%d bloggers like this: